Concebir Calculando Los Días Fértiles

Para poder calcular los días fértiles, primero debemos conocer cómo funciona el ciclo menstrual en la mujer y la ovulación. La ovulación es cuando uno o más óvulos son liberados por el ovario en un estado de madurez que les permite ser fecundados.

dias de ovulacion

Varios folículos se forman durante el ciclo, pero sólo el más maduro y más grande terminará su desarrollo, se convertirá en óvulo y se aventurará por la cavidad pélvica para ser, luego, aspirados dentro de las trompas de Falopio.

El óvulo liberado para la fecundación puede provenir de cualquiera de los dos ovarios, de hecho, esto sucede de manera arbitraria durante cada ciclo. La clave de un cálculo de días fértiles acertado es conocer bien el momento de la ovulación, el cual dependerá de la duración del ciclo menstrual y de la regularidad o no del mismo.

Para poder calcular la fecha exacta de la ovulación hay que contar entre 14 y 15 días a partir del momento en que baja la regla (siempre y cuando el ciclo sea regular). Vamos a dar un ejemplo: si la última menstruación comenzó el 8 de diciembre, los días en que la mujer será más fértil serán el 22 y 23 de diciembre.

Para incrementar aún más las probabilidades de embarazo, se extienden los días fértiles del 20 al 25 de diciembre, es decir, unos días antes y unos días después del día de ovulación.

Si la mujer tiene ciclos cortos, que duran por ejemplo entre 23 y 25 días, lo más probable es que la ovulación se produzca entre los días 9 y 10 de su ciclo. Si, por el contrario, la mujer tuviera ciclos más largos de lo normal, es decir entre 30 y 35 días, la ovulación se producirá entre el día 15 y 16 de su ciclo.

Lo importante a tener en cuenta es que el óvulo vive tan solo 24 horas, mientras que los espermatozoides sólo lo hacen por apenas unas 4 horas.

¿Cuándo se está ovulando?

En principio, lo que debemos saber es que entre los días 12 y 16 de tu ciclo menstrual (que comienza el primer día de tu menstruación) se produce la ovulación. Si tu ciclo menstrual es de 28 días, el día 14 suele ser el día clave: el de la ovulación.

Si tus ciclos no son regulares, debes aprender a observar y escuchar tu cuerpo y podrás saber cuándo estés en ovulación. Te damos algunas pautas para que lo descubras. Tú cuerpo te da signos para poder detectar el día de la ovulación, a saber:

  • Observar el flujo vaginal: El flujo vaginal, ayudará a los espermatozoides a desplazarse por el cuello del útero y alcanzar las trompas de Falopio, sufre cambios en los diferentes momentos del ciclo que reflejan los aumentos en los niveles de estrógeno de tu organismo. Cuando tu flujo sea claro, resbaladizo y elástico como la clara del huevo, estarás en ovulación.
  • La temperatura del cuerpo: La temperatura del cuerpo puede subir entre 0.4 y 1 grado después de la ovulación ya que al liberarse el óvulo se estimula la producción de progesterona lo que asume

Otro método que puede emplearse para saber la fecha exacta de ovulación es el de medición de la temperatura basal, que consiste en tomar la temperatura rectal en condiciones basales (es decir, antes de levantarse de la cama) durante los días siguientes a finalizada la menstruación. Si la temperatura muestra un ascenso de 0,5°C estará indicando que se ha producido la ovulación en las 24 horas anteriores.

Cómo saber si estas ovulando por la temperatura basal

como tomar la temperatura basal

Existen varios métodos a los que puedes recurrir para conocer la fecha exacta de tu ovulación y así aumentar las probabilidades de quedarte embarazada. La medición de la temperatura basal es uno de los más confiables y es bastante sencillo de realizar. Aquí te explicamos cómo hacerlo y te damos algunos consejos para no fallar.

¿Qué es la temperatura basal?

La temperatura basal es la que tiene el cuerpo en condición basal, es decir en reposo. Se toma justo antes de levantarse de la cama por las mañanas porque se supone que el cuerpo ha permanecido acostado varias horas y su temperatura se ha estabilizado.

Consejos para controlarla

Es importante que uses siempre el mismo termómetro y que no lo cambies de un día a otro dentro de un mismo ciclo. Si lo haces, puede haber pequeñas modificaciones en la medición debido al uso de aparatos diferentes. Recuerda tener bien a mano el termómetro antes de dormirte porque al despertarte al día siguiente debes tomarte la temperatura antes de realizar cualquier movimiento. Controla ya sea la temperatura bucal, vaginal o rectal pero no tomes un día una y otro día otra. Esto podría hacer que las mediciones no sean exactas.

¿Cómo funciona el método?

La temperatura basal variará de 36, 5º a 36, 7º C justo antes del período de ovulación. Dos o tres días después de la ovulación, los cambios hormonales harán que la temperatura se eleve unos 0, 5º y se mantendrá de este modo hasta el próximo período menstrual. Si en esta etapa quedas embarazada la temperatura basal se mantendrá durante todo el embarazo.

Importante:

Este sistema no predice la ovulación, sólo nos indica que la ovulación ya se ha producido y que es buen momento para intentar quedarte embarazada.

¿Por qué varía la temperatura?

La hormona progesterona es la causante del aumento de la temperatura del cuerpo al inicio de la etapa post-ovulatoria. Esta la mantendrá elevada hasta el comienzo del siguiente período.

Excepción:

Si te enfermas o si tienen fiebre no uses este método porque la toma de la temperatura no será correcta.

¿Qué termómetro utilizar?

  • Termómetro de fertilidad: también conocido como termómetro basal. Es de vidrio y mercurio, muy similar al clínico, pero cubre el rango de temperaturas que va de los 35º a 39°C permitiendo detectar cambios mínimos.

Debes tratarlo con cuidado porque es frágil y fácil de romperse. Todas las noches debes dejarlo con el indicador debajo de los 35°C. Tarda unos 5 minutos en registrar la temperatura oral, y 3 la temperatura rectal o vaginal.

  • Termómetro digital: Emplea baterías y es un poco más caro que el basal. Pero su gran ventaja es que es más seguro y no se rompe. El tiempo de toma es rápido (sólo 1 minuto) y tiene funciones muy útiles como memoria de la temperatura anterior, aviso cuando termina de medir, etc. 

¿Cómo tomar la temperatura?

  • Vía oral: El termómetro se coloca debajo de la lengua y con los labios cerrados.
  • Vía vaginal: El termómetro se inserta dentro de la vagina.
  • Vía rectal: Con la ayuda de un lubricante apropiado, se coloca el termómetro en el recto, estando recostada de un lado con las rodillas dobladas.

La ovulación tiene su proceso y su tiempo, solo basta con saber cuando se está ovulando para poder comenzar a planear la fertilización y de esa manera conseguir lo que se desea.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Contacto | Políticas de Privacidad